la culebra viperina,La falsa vivora

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

la culebra viperina,La falsa vivora

Mensaje por la vara verde el Lun Mar 02, 2009 7:56 pm

la forma de su cabeza y su dibujo dorsal que imita a una vivora la protege de sus depredadores pero al mismo tiempo hace que quien la vea intente matarla por confundirla con la especie venenosa a quien pretende recordar. la viperina es una inofensiva culebra de agua que se puede ver en cursos fluviales e incluso en los pozos de las huertas. si os encontrais con una de ellas no la mateis, recordad que son inofensivas, estan protegidas y que solo son unos pobres animales que intentan sobrevivir. Se distinguen perfectamente de las vivoras por no tener la pupila de los ojos rallada (como de gato) y por carecer de escamas en la cabeza, propias de las viboras, en su lugar poseen placas perfectamente visibles, y la forma de su cabeza es ovalada (no triangular) solo adoptan ese forma de triangulo cuando se ven amenazadas para completar su imitación de una vivora. tan solo hay que ser un poco observador


La vara verde os da las gracias por respetar a la culebra viperina,








Culebra viperina


Natrix maura (Linnaeus, 1758)


Reptiles
Orden: Squamata
Familia: Colubridae





Identificación


Serpiente de tamaño medio, cola
corta y cabeza ensanchada y bien delimitada respecto al resto del cuerpo.
Generalmente hay dos escamas preoculares y dos postoculares, 7 escamas supralabiales
y 9 escamas infralabiales. Dorsales claramente carenadas. El diseño es muy
llamativo pues se trata de una amplia banda en forma de zig zag que recorre
todo el cuerpo en posición dorsal. Existe un patrón alternativo que consiste en
dos líneas longitudinales y paralelas, de colores claros, de recorrido también
dorsal. El diseño rayado es más frecuente hacia el sur de la península y la
costa mediterránea, aunque poblaciones muy cercanas pueden tener frecuencias
muy dispares. La coloración corporal de fondo es variable aunque destacan los
tonos verdosos, pardos y oliváceos. El vientre es generalmente gris amarillento
con manchas oscuras en forma de diseño ajedrezado. Las hembras son mayores pero
la longitud de cola y el número de subcaudales son mayores en machos.






Estatus de conservación


Categoría mundial UICN (2006): LC.


Categoría UICN España
(2002): Preocupación Menor LC.



Al tratarse de una especie vinculada
al agua, la destrucción, contaminación, reducción del volumen y en general
pérdida de calidad en las masas de agua, son los factores claves en el declive
de sus poblaciones. Se han observado elevados niveles de pesticidas organoclorados
en las poblaciones del Delta del Ebro.





Distribución


Especie característica del
Mediterráneo occidental, que se distribuye tanto por el noroeste de África como
por el suroeste de Europa. En África ha sido observada en Túnez, Argelia y
Marruecos, donde ha llegado a colonizar puntos de agua en pleno desierto del
Sahara. En Europa, la culebra viperina se halla en España, Portugal, gran parte
de Francia, sudoeste de Suiza, y noroeste de Italia, así como diversas islas
del Mediterráneo occidental, Mallorca, Menorca, Cerdeña y extremo sur de
Córcega, entre otras. En todas las islas se supone una colonización reciente
probablemente debida al ser humano. En la Península Ibérica su presencia es muy
uniforme. Se halla en todas las provincias españolas y solamente es escasa o
está ausente de la franja litoral de Lugo, Asturias y Cantabria. Está
íntimamente ligada a la presencia de puntos de agua, por lo que su ausencia en
regiones peninsulares climáticamente favorables se debe a una extrema aridez y
falta de agua, como es el caso de algunas zonas de Almería.








Habitat


La culebra viperina es una serpiente
de hábitos acuáticos, que ocupa tanto medios naturales (ríos, lagunas, charcas,
marismas, etc.) como artificiales (balsas de riego, fuentes de decoración, acequias
y albercas). También puede vivr en medios salobres (sobre todo en humedales
costeros) e incluso en medios marinos. Es fácil observar culebras viperinas
fuera del agua aunque cerca de ella, pero lejos de ella su presencia es
esporádica. Es especialmente abundante en la cota de 500 a 600 m y común en
gran parte de su distribución. Puede llegar a presentar elevadas densidades
sobre todo en zonas con abundancia de presas.





Ecología trófica


Captura sus presas al acecho,
principalmente las culebras adultas, y mediante la búsqueda. Consume
básicamente peces y anfibios. Destacan como presas los ciprínidos por su
nutrida representación. La lista de anfibios también es elevada e incluye el
55% de las especies de anfibios presentes en España. La dieta de anfibios se
completa con el consumo de larvas principalmente a cargo de las serpientes de
pequeño tamaño, e incluso con puestas de huevos. A los peces y anfibios, hay
que añadir el consumo de invertebrados (oligoquetos, hirudíneos, gasterópodos,
insectos), principalmente en culebras inmaduras y el ocasional consumo de
reptiles y micromamíferos. Las poblaciones más septentrionales de la Península
presentan una elevada proporción de anfibios mientras que en poblaciones más
meridionales o cercanas a la costa mediterránea, aumenta el consumo de peces.
En general, es muy oportunista, y consume las presas más frecuentes aunque
también selecciona algunas presas a pesar de ser escasas. Los animales más
pequeños capturan larvas de anfibios, oligoquetos y artrópodos, es decir,
presas fáciles de capturar. Pero entre las culebras adultas también se produce
una selección del tipo de presa, y es elevado el consumo de blénidos, presas
bentónicas, si están disponibles. El tamaño de la presa aumenta con el tamaño
de la culebra, pero además, las serpientes de mayor tamaño desprecian las
presas más pequeñas. También existe variación sexual en la dieta: los machos
consumen mayor número de presas y relativamente más pequeñas que las hembras y
además éstas consumen mayor número de anfibios en algunas poblaciones.





Biología de la reproducción


El período de cópulas es primaveral.
Es una serpiente ovípara con una frecuencia de reproducción anual. El tamaño de
la puesta (2-32 huevos) aumenta con el tamaño de la hembra. Los huevos miden
28-37 x 14-19 mm y un peso aproximado de 3 gramos. La incubación en condiciones
naturales es de 40-45 días. Los recién nacidos, aparecen a partir de mediados
de agosto, aunque con variaciones según las localidades. La razón de sexos
parece próxima a uno aunque si solamente se tiene en cuenta los individuos
adultos, puede estar desviada hacia los machos porque estos alcanzan la madurez
sexual antes que las hembras. Las tasas de crecimiento estimadas son de 2,9 y
3,4 cm/año para machos y hembras respectivamente. La edad y talla de madurez
sexual es distinta en machos y hembras: en los primeros se alcanza a los dos o
tres años de vida y en las segundas a los 4 o 5 años. Las edades máximas
alcanzadas se han estimado en 20 años en las hembras y 13 años en los machos.








Interacciones entre especies


La culebra viperina despliega un
comportamiento defensivo que consiste en un mimetismo batesiano con las víboras
(a ello deben su nombre común) que incluye, además de un diseño dorsal parecido
al de las víboras, el enrollamiento del cuerpo y el aplanamiento y
triangulación de la cabeza, posición en la que emiten sonoros bufidos al mismo
tiempo que hinchan visiblemente el cuerpo y simulan ataques aunque sin llegar a
morder nunca. Además, al ser manipulada, la culebra viperina emite una
secreción nauseabunda por la cloaca. El número de depredadores naturales de la
culebra viperina es elevado. Entre sus depredadores, el grupo más numeroso
corresponde a las aves, entre las que destacan los ardeidos y diversas rapaces.
También es consumida con frecuencia por la nutria, además de un buen número de
carnívoros y hasta por la culebra bastarda. La helmintofauna hallada en el
tracto digestivo de la culebra viperina es alto, e incluye trematodos digénicos,
cestodos y nematodos.





Patrón social y comportamiento


Su período de actividad se prolonga
de marzo a octubre aunque es menor en las zonas más frías e ininterrumpida todo
el año en las más cálidas. El número de ejemplares activos es mayor en
primavera y otoño, mientras que en verano su actividad es más nocturna y
acuática. En cuanto a la actividad desarrollada a lo largo del día, en
primavera y otoño la máxima abundancia de ejemplares se registra en las horas
centrales y por tanto más calurosas del día. En cambio en verano, la máxima
abundancia se da por la mañana y la tarde y crepúsculo. El rango de
temperaturas corporales registrado es amplio, hecho que sugiere una limitada
capacidad termoreguladora. En el agua, su temperatura corporal rápidamente se
iguala con la del agua y por eso se comporta como termoconforme en este medio.
Por eso, cuando la temperatura del agua se halla dentro del rango de
temperaturas corporales óptimas, las serpientes pueden permanecer en el agua
durante mucho tiempo capturando presas entre los bancos de pequeños peces. El
dominio vital y despazamientos de los machos fueron mayores en primavera que en
verano, probablemente debido a la búsqueda de hembras durante el período de
cópulas, aunque otros factores como la distribución espacial del alimento
también deben influir.
avatar
la vara verde

Cantidad de envíos : 24
Fecha de inscripción : 03/11/2008

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.